Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / 2015 / Marzo / La invasión de mosquitos durará dos semanas más

La invasión de mosquitos durará dos semanas más

La proliferación de mosquitos que afecta a los cordobeses mermará dentro de unos 15 días, según indicaron desde el Centro de Entomología de la Universidad Nacional de Córdoba. El riesgo de contagio del dengue en la capital de Córdoba es alto y puede registrarse en cualquier barrio de la ciudad. [31.03.2015]

Acciones de Documento
La invasión de mosquitos durará dos semanas más

Imagen de James Gathany. Vía Wikimedia Commons

Candela Ahumada
Por Candela Ahumada
Redacción UNCiencia
Prosecretaría de Comunicación Institucional
cahumada@comunicacion.unc.edu.ar

Las lluvias prolongadas, las altas temperaturas y la humedad generaron el caldo de cultivo ideal para la explosión de mosquitos que se registra en la ciudad de Córdoba en los últimos días. 

El cuadro enciende la alarma de riesgo sanitario. “La situación de riesgo es muy alta”,  explica Walter Almirón, investigador del Centro de Investigaciones Entomológicas de la Universidad Nacional de Córdoba.

Efectivamente, el último monitoreo realizado por Epidemiología de la Provincia de Córdoba halló larvas de Aedes aegypti (vector del dengue) en el 14,4% de los hogares, un porcentaje elevado si se tiene en cuenta que el umbral por debajo del cual no hay riesgo de transmisión es del 1%, según la Organización Mundial de la Salud.

Las condiciones climáticas también favorecieron el incremento del Culex quinquefasciatus, la especie más común, que hace ruido y pica durante noche. Se trata de un tipo de mosquito muy importante desde el punto vista sanitario, porque es el responsable de transmitir la encefalitis de Saint Louis, una enfermedad que se viene registrando en Córdoba prácticamente todos los años.

Las “mosquitadas”, o explosión de mosquitos, son normales en esta época del año, de acuerdo a lo indicado por el especialista. “Siempre, hacia fines del verano y principios del otoño, hay una última estampida de mosquitos. Pero particularmente en este año, que fue muy lluvioso, la cantidad de agua caída permitió que se formen charcos prácticamente en todos los lugares de la ciudad”, señala.

Almirón advierte que los casos de contagio pueden ocurrir en cualquier sector de la ciudad. Así lo demuestran los estudios que periódicamente se realizan en el Centro de Investigaciones Entomológicas de la UNC para determinar cuáles son las zonas con mayor cantidad de mosquitos.

Según el último relevamiento realizado en febrero pasado, el área de mayor riesgo era la noreste. Sin embargo, los 21 casos que se detectaron en los últimos días se concentran en barrio Observatorio, en el centro de la ciudad. “Cada año van cambiando los sectores donde hay mayor abundancia de mosquitos, no se puede demarcar un patrón o mapa estable”, indica.

De todos modos, en pocas semanas estos insectos comenzarán a mermar, cuando vayan muriendo naturalmente (su ciclo natural de vida es de 30 días). Mientras tanto, hay que evitar las picaduras a través del uso de repelentes e insecticidas, y proteger con tules a los bebés y niños. Además, se recomienda eliminar cualquier reservorio de agua que exista en las viviendas, donde se puedan criar las larvas. “Básicamente, lo que necesitan estos insectos para reproducirse son lugares con agua, que funcionan de criaderos donde ponen sus huevos y se desarrollan”, cierra.

column_blank
 
Herramientas Personales