Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / 2014 / Marzo / Bosque Alegre participó en el descubrimiento del primer asteroide con anillos / Un rompecabezas con resultado inesperado

Un rompecabezas con resultado inesperado

Acciones de Documento

René Duffard obtuvo su licenciatura en Astronomía en la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la UNC. Continuó su formación en Brasil y Alemania. Actualmente trabaja en el lnstituto de Astrofísica de Andalucía, en España. En esta investigación, su labor fue coordinar la labor de los telescopios involucrados en la observación de la ocultación estelar que permitió el descubrimiento de los anillos de Chariklo, e interpretar los datos recabados.

Duffard fue quien invitó al Observatorio Astronómico de Córdoba a participar en el estudio. Sobre su paso por el OAC recordó las primeras noches de observación usando un telescopio de 1920 y las veladas en la Estación Astrofísica de Bosque Alegre. “Recuerdo muchas horas de estudio, huelgas, charlas con los profesores, mucha diversión y motivación. Algunos de mis compañeros abandonaron la carrera de Astronomía, otros siguen con muchas ganas. Con ellos sigo colaborando”, apunta.

¿Cuáles eran sus expectativas con la observación de Chariklo?

Al intentar observar estos eventos, perseguimos determinar el tamaño del asteroide que oculta la estrella. Con esta técnica se hace una determinación con una precisión altísima del tamaño y forma de asteroides y objetos transneptunianos. Esos datos nos dan mucha información sobre su interior, composición, historia y evolución.

¿En qué momento comenzó a suponer que lo detectado eran anillos?

Cuando algunos observatorios comenzaron a reportar –Bosque Alegre fue uno de los primeros– que se veía una leve caída de luz, pero no la esperada por la ocultación de un cuerpo, comenzaron las sospechas de haber encontrado un satélite del asteroide centauro denominado Chariklo. Luego, se fueron colocando todas las piezas del rompecabezas juntas, todos los reportes de los diferentes observatorios y lo que se formaba era una bella elipse alrededor del objeto central. Primero pensamos en material expulsado, como si fuera un cometa, pero después la evidencia era muy fuerte y estaba claro que estábamos viendo un anillo.

Herramientas Personales